miércoles, 8 de febrero de 2017

Una escuela en la torre de los contrabandistas

Una escuela en la torre de los contrabandistas es una historieta de 60 páginas que se publicó en la revista TRINCA (1970).
Su autor, Vicente Martínez Gadea, comenta sobre Una escuela:

La hacía cuando estudiaba en Madrid Arquitectura y Bellas Artes para sacar un poco de dinero que complementaba el que me mandaban mis padres, pero "La Escuela..." la hice para impresionar un poco a una compañera de Bellas Artes que se llamaba Chelete (y se sigue llamando porque nos hicimos novios y estamos casados).
Los nombres de los niños que van a la escuela (Piloncha, Lisi, Aco, Nano, etc, son los de sus hermanos (es la mayor de once).

A la espera de tener preparada la edición digital de la historieta completa, y que se publicará en este blog, os muestro dos páginas como aperitivo visual.

jueves, 13 de octubre de 2016

CIUDADANO KANE (1941): varios finales superpuestos

Este video recoge los 3 últimos minutos de CIUDADANO KANE de Orson Welles.
Antes del the end,  hay cuatro momentos que pueden servir de final y que se van superponiendo muy bien acompañados por la música.
Primer momento: el primer plano del trineo quemándose en el horno con la palabra Rosebud impresa.
Segundo momento: la casa vista desde fuera con la chimenea echando humo con panorámica hacia arriba.
Tercer momento: acompañado del cambio de música, la panorámica hacia abajo de las rejas hasta llegar al letrero (que también se ve al inicio de la película) con la advertencia NO TRESPASSING .
Cuarto momento: Primer plano de la inicial K en la reja y al fondo, de nuevo la casa con el humo. Y ahora sí, ahora aparece el the end.

miércoles, 28 de septiembre de 2016

STRONG, número 90

Cilck en la portada 
para ver el número digitalizado completo.


Observando este último número de STRONG, encuentro muchas pistas sobre la línea redaccional de esta maravillosa publicación juvenil de historietas y secciones diversas que se publicó entre 1969 y 1971.

Para empezar, en la portada se mezcla un personaje de la revista con un entorno visual que nada tiene que ver con el suyo propio. Un impacto visual que no se olvida fácilmente.

En la segunda página, junto al editorial con la despedida y de nuevo el personaje de la portada también despidiéndose en nombre de todos los colaboradores, los créditos de STRONG recogen los nombres y los cargos de estos colaboradores a lo largo de los 90 números. 

En este número encontramos algunos de los personajes y secciones fijas de STRONG y varias historietas realizadas especialmente para la despedida de la revista donde se nos habla del final de la aventura editorial de STRONG  de niños que esperan en el kiosco su revista que nunca llega y de las historietas estándares del momento, ironizando con su típico final: la persecución con el enorme garrote.

También este último número trae embuchada una hoja suelta, impresa por las dos caras y a una tinta que era el soporte para la exitosa sección Colabora en STRONG:
En esta edición digital la encontraréis como una hoja más entre las páginas 6 y 7.

Y en las páginas 22 y 23 encontramos dossier STRONG donde se nos cuenta la historia de la revista. Cómo han ido apareciendo personajes y secciones que hablaban de cine, de carteles, de historia, de naturaleza… y siempre nombrando a los autores.

Así que, después de leer este último número de STRONG (también tengo que decir que conozco la colección completa) se me ocurre…

STRONG tiene una manera propia de ver y la portada de este último número nos lo confirma.

STRONG no copió el concepto de la revista francesa de la que se nutría de historietas. Llevó adelante el suyo propio, mucho más moderno!.

Los lectores de STRONG conocen los nombres de los dibujantes y guionistas de las historietas y de los ilustradores y redactores de textos de las secciones.

Los lectores de STRONG saben que están leyendo una revista de historietas distinta y que además, incluye más cosas que las otras ni las huelen.
También es distinta en el papel en el que se imprime, el formato, la buena impresión y su mismo nombre, una palabra en inglés elegida por su sonoridad, más que por su significado.

STRONG no solo publicó grandes historietas españolas y francesas. Su línea editorial incluía información sobre historia, ciencia, música, carteles, cuadros… todo presentado visualmente al estilo STRONG: los mejores ilustradores y redactores de textos y un diseño que lo unía todo STRONGDINARIAMENTE.

Un hilo ¡muy visible! recorría todo la publicación que sumergía al lector en un mundo de sorpresas, de curiosidad, de unión y comprensión entre la revista y sus lectores que se sentían protagonistas y exquisitamente cuidados por la fuerza que les transmitía el concepto STRONG.

¿Quién se lo pasaba mejor, los lectores o la redacción de la revista?.

Sí, se me debe de notar. Una parte muy importante de mi educación visual y comunicativa se la tengo que agradecer a la redacción de STRONG  y a la lectura y visión de esta revista que entonces me encantaba como niño y hoy entiendo y disfruto como adulto.

Rubén Garrido

Leer: comentario al libro  
La aventura de STRONG, 
historia de una revista juvenil de culto

miércoles, 24 de agosto de 2016

La historieta y sus comienzos

Decir que la historieta nace en Altamira y las pinturas rupestres, es como decir que la novela nace con los comienzos de la escritura cuatro milenios A.C.

Lo que arranca en esa cueva y en otras muchas son dos cosas: el lenguaje visual y lo que más adelante sería la palabra escrita.

Las imágenes del lenguaje visual se van desarrollando sobre distintos soportes: cuadros, vidrieras, cerámicas, piedra, mármol, paredes... y son descriptivas. Describen paisajes, interiores, objetos y también ideas y sensaciones e incluso se llegan a realizar imágenes que nada tienen que ver con el mundo real (un cuadro de Miró) y en estos casos, el significado que tienen esas imágenes, es el que les da el pintor.

Y volviendo a la historia del lenguaje visual, en algunas ocasiones observamos que las imágenes se utilizan narrativamente: ya no se trata de una imagen aislada, se nos cuenta con una sucesión de imágenes. Así tenemos ejemplos conocidos como la columna Trajana o, el Via Crucis de las iglesias católicas y otros muchos.

Considerar estos casos como precedentes de la historieta sería negar la existencia de la narración visual como algo independiente de que más adelante se inventase la historieta o no se inventase.

Si hacemos una historia de la historieta, a día de hoy y según personas que se han dedicado a rastrear en la prensa y publicaciones del XIX,  deberíamos de empezar por  Töpffer (1799-1846), sin olvidar a William Hogarth (1697-1764), que sin hacer historietas, inspiró a Töpffer con sus Comic history painting.

Al hacer la historia de la historieta, por supuesto que tenemos que conocer otras narraciones visuales que se han dado hasta nuestros días. Pero no como precedentes de la historieta sino como lo que son, otras maneras de narrar visualmente.

Rubén Garrido, agosto 2016

martes, 23 de agosto de 2016

La novela gráfica es un formato

A lo largo de la historia de la historieta, estas nos han llegado impresas sobre muy diversos formatos.
Un formato se concreta en un tamaño, un tipo de encuadernación, de papel, número de páginas, periodicidad y por un contenido.
Muchos formatos sólo se han utilizado una vez o pocas veces. Otros en cambio se han convertido en estándares.

Encontramos así en España el cuadernillo (mediados del XX). De formato apaisado, y de distintos tamaños. Encuadernado con grapas y con papel barato. Las portadas iban a color, el interior en blanco y negro, tenían generalmente 16 páginas y  su contenido es la aventura.

En EEUU se desarrolló el formato comic book. Es vertical, mensual y con 32 páginas generalmente, tuvo tiempo de evolucionar mejorando la impresión, el color y el papel. Su contenido son generalmente aventuras aunque también encontramos humor.

En Francia, el álbum es otro formato. Es un libro que recoge una historia completa que anteriormente se ha editado semana a semana en una revista. Su formato es vertical y más grande que un folio. Las tapas son duras, tiene alrededor de 60 páginas y generalmente son a todo color, bien impresos y con buen papel.

Estos son sólo tres ejemplos de formatos populares a los que habría que añadir el formato revista, con características específicas en cada caso.

Fuese el formato que fuese, lo que se dibujaba e imprimía eran historietas, en todos los formatos se utilizaban los recursos del medio, en todos se hace historieta.

La novela gráfica es un nuevo formato. Su tamaño, encuadernación y número de páginas nos recuerda al formato de las novelas. No tienen periodicidad ni número de páginas fijo y son indistintamente a color o en blanco y negro según decida el autor. Las portadas son también, indistintamente, de tapa dura o tapa blanda. El diseño y aspecto de las novelas gráficas no está unificado, al contrario que el formato álbum que tendía a la unificación. Cada novela gráfica es única y personal.

A día de la fecha, cuando decimos novela gráfica no pensamos en una aventura, en un súper héroe o en una feroz lucha intergaláctica. Las novelas gráficas son un formato en el que buscamos novelas... gráficas: historias sobre relaciones personales o históricas o sobre personas de la historia o experiencias personales... temas y enfoques impensables en el medio hace 10 ó 15 años.
Este distinto enfoque tiene hoy su formato propio.

Antes de la novela gráfica, algunos historietistas ya contaban este tipo de historias. Entre otros muchos, encontramos por ejemplo a Lauzier que a partir de 1974 cuenta en sus historietas la sociedad francesa del momento, con feroz sarcasmo y arremetiendo con credos e ideologías a diestro y siniestro. Lauzier, como Bretécher y otros publicaron en la revista francesa PILOTE, que, de ahí su importancia, permitía y alentaba este tipo de historietas que tenían el rango de historietas de humor, frente a las de dibujo serio que eran las de aventuras, las auténticas estrellas por mérito propio.

Y repito lo que digo más arriba: sea el formato que sea, lo que se dibuja e imprime son historietas, en todos los formatos se utilizan los recursos del medio según como los entienda cada historietista.

Resumen rápido:
La novela gráfica es un formato.

Rubén Garrido agosto 2016

lunes, 22 de agosto de 2016

El Eternauta


El Eternauta, con guión de Oesterheld y dibujos de Solano López fue un éxito desde el inicio de su publicación en Argentina en 1957 en Hora Cero Semanal, número 1.
Ver audiovisual: Oesterheld-Solano López y El Eternauta

En 1969 aparece en la revista Gente una nueva versión esta vez con dibujos de Breccia.
La imagen de esta entrada muestra las dos primeras páginas de las dos versiones, la de Solano y la de Breccia y nos muestran dos maneras bien distintas de narrar y de dibujar.
Curiosamente, las dos primeras páginas cuentan lo mismo y mientras Solano lo cuenta en nueve viñetas, Breccia lo cuenta en cuatro y con unos dibujos que rompen con los modelos seguidos entonces y yo diría, que también con los de ahora.
La primera versión tiene un formato apaisado, se publicó en cuadernillo. La segunda versión tiene formato vertical, se publicó en una revista.
Y en 1976, de nuevo con dibujos de Solano López, se realiza una segunda parte.
Ver audiovisual: El Eternauta, las secuelas.

lunes, 15 de agosto de 2016

Tupac Amaru, 1973


De 1973, TUPAC AMARU es una historieta particular en su manera de utilizar los recursos del medio. Está basada en la obra de teatro del mismo nombre, del argentino Osvaldo Dargún.
Sin ánimo de lucro pero con ánimo de mostrar el fantástico trabajo de Newton Estapé, aquí tenéis TUPAC AMARU completa, escaneada y remasterizada lo mejor posible, teniendo en cuenta la mala impresión de la que se partía.


Si queréis saber más de Newton y el ambiente en que se movió, Sarah Vega realizó este documental donde hablan sobre el historietista cubano familiares y amigos.